Restyle para el Citroën C8

Restyle para el Citroën C8

Publicidad

Uno de los candidatos para la presentación sorpresa del pasado miércoles era el Citroën C8, que perdió la batalla (por decirlo de alguna forma) con el nuevo Citroën Berlingo. Era un modelo que necesitaba un lavado de cara y poco se ha hecho de esperar con la llegada del nuevo año.

Dependiendo del país (no especifican cuáles), el nuevo Citroën C8 llegará a los mercados a principios del recién estrenado 2008 (tampoco especifican cuando) con novedades tanto en su diseño exterior como interior y con una nueva opción de motorización, el motor 2.2 HDi FAP de 173 CV, aparte de novedades en temas de seguridad.

Este nuevo motor (ya usado en el Citroën C5 y Citroën C6) llega para acompañar a los que ya existian con anterioridad, el 2.0 16V de 143 CV, el 2.0 HDi de 120 CV y el 2.0 HDi FAP de 136 CV. Como novedad, también estrenará una nueva caja de cambios manual de seis velocidades y una vez entrado en 2008, se podrá optar a una automática, también de seis relaciones.

Con el nuevo motor de la gama, y gracias al uso de la nueva cámara de combustión ECCS (Extreme Conventional Combustion System), sus emisiones se reducen en casi un 30% respecto a la anterior generación del 2.2 HDi. En ciclo combinado, emite 191 g/km y tiene un consumo mixto de 7,2 L/100 km.

En las versiones equipadas con el 2.2 HDi 173 FAP, las suspensiones, tanto delanteras como traseras, se han visto optimizadas para adecuar su rendimiento al aumento de potencia. En el tren trasero se añaden unos amortiguadores más precisos y una nueva barra estabilizadora, mientras que los delanteros reciben un tarado específico para esta motorización. Lo mismo sucede con los frenos, ya que ahora el tren delantero equipa unos discos ventilados de 310 mm con pinzas de doble pistón.

Citroën C8 2008

Si nos vamos a su equipamiento, con la llegada del restyle, el Citroën C8 contará de serie en su variente Exclusive con los sensores de aparcamiento, tanto delanteros como traseros; y del sistema multimedia NaviDrive, que incluye un teléfono GSM, las funciones del audio (radio, lector de CD compatible con MP3 y 30 Gb de disco duro), el navegador GPS. Incluye también el kit de manos libres Bluetooth, variando entre opcional o de serie dependiendo de la variante.

Junto al control de velocidad nos encontramos el limitador de velocidad y el sistema de monitorización de la presión de los neumáticos. También contará con el ABS, el ASR, el ESP, el EBA, seis airbags y el encendido automático de las luces de emergencia.

Fuente | Citroën
En MotorPasion | Nuevo Citroën Berlingo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio