Obey, un producto español

Obey, un producto español

Publicidad

500.000 euros de inversión, un año y medio de trabajo y la recopilación de 40 proveedores han hecho posible que tres empresarios españoles creen Obey, la empresa fabricante de este vehículo artesanal de componentes casi 100% españoles que puede circular por playas, campo y carretera. Necesita de permiso B1, el casco no es obligatorio y sólo queda excluido de autovías y autopistas.

Se monta en Tarrasa, con diferenciales de Zaragoza, chasis de Gerona, suspensiones de Igualada, fibra de carrocería de Vic y motor italiano Lombardini. Los elementos eléctricos se realizan y montan en la fábrica de la marca en Manresa.

Transmisión 4x2 o 4x4, suspensiones independientes en las cuatro ruedas, acelerador eléctrico, motor bicilíndrico de 505 cm3, 30 CV de potencia y 90 km/h de velocidad máxima. Obey pretende vender 200 unidades al año a un precio de 13.500 euros.

Vía | el mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio