Las ventas de coches eléctricos se duplican en España por quinto año consecutivo, aunque aún hay camino por recorrer

Las ventas de coches eléctricos se duplican en España por quinto año consecutivo, aunque aún hay camino por recorrer

Publicidad

El recién finalizado 2018 ha supuesto, de nuevo, un paso adelante en lo que toca al vehículo eléctrico y alternativo, con un notable crecimiento respecto a 2017 registrando una subida del 39,8 %. Pese a que los automóviles eléctricos siguen llevándose una porción pequeña del pastel al compararse con los de combustión, el recién finalizado 2018 confirma que vamos en la dirección correcta.

Sin embargo, queda un largo camino por recorrer y será fundamental el apoyo de las administraciones, tanto en lo que toca a ayudas a la compra como de inversión en infraestructura para que alcancemos a otros vecinos del Viejo Continente.

Del total de automóviles comercializados en 2018, el 93,3 % corresponden a modelos con motor térmico: 57,5 % gasolina y 35,8 % diésel. Por el contrario, los automóviles alternativos, lo que incluye tanto eléctricos como híbridos en sus diferentes versiones (híbridos convencionales, híbridos enchufables o de gas), se reducen al 6,6 % del mismo.

Bien es cierto que es el quinto año consecutivo en el que los vehículos eléctricos casi doblan sus ventas (13.882 comercializados en 2018 frente a los 8.611 de 2017), pero si echamos un vistazo a otros países europeos como Noruega apreciamos lo lejos que estamos de la democratización del vehículo electrificado: un tercio de los automóviles comercializados en 2018 en este país han sido eléctricos.

Radiografía del vehículo alternativo en 2018

Renault Zoe

Aunque el segmento de eléctricos puros es el que más crece año a año, aún muestra una brecha evidente con el de los híbridos. Su aún elevado precio y una infraestructura insuficiente se presentan como las principales causas.

Así, durante 2018, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), los vehículos eléctricos matriculados se fijan en 13.882 unidades, lo que supone un crecimiento del 61 %, mientras que los vehículos híbridos han registrado un total de 76.112, aumentando en un 36,5 % respecto a 2017.

En concreto, en lo que respecta a automóviles (turismos y todoterrenos), el tercer semestre de 2018 ha sido especialmente bueno para híbridos y eléctricos, llegando a su máximo anual en septiembre con un 9,1 % de las matriculaciones totales. Tampoco se ha quedado lejos octubre (8,7%), noviembre (8,2 %) y diciembre (8,3 %).

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

TOTAL

HÍBRIDOS Y ELÉCTRICOS

6,5%

5,5%

4,8%

5,8%

5,7%

6,6%

6,4%

6,3%

9,1%

8,7%

8,2%

8,3%

6,6%

Pero este crecimiento no supone ganarle la partida a la combustión, ya que si analizamos los datos, la bajada más acusada la encontramos en los modelos diésel, que han sido los más perjudicados por la llegada del nuevo estándar de medición de emisiones WLTP, pero no así en los gasolina.

La subida de matriculaciones de los automóviles de gasolina ha sido la más notable, lo que se traduce en que una gran mayoría de los compradores han optado por estas mecánicas en detrimento del gasóleo y sólo un pequeño porcentaje se ha animado con los híbridos y eléctricos.

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

TOTAL

GASOLINA

51,70%

56,40%

59,30%

57,50%

59,00%

58,00%

57,60%

56,20%

54,20%

58,50%

61,30%

59,4%

57,5%

DIESEL

41,8%

38,2%

35,9%

36,7%

35,3%

35,5%

36,0%

37,4%

36,7%

32,8%

30,5%

32,3%

35,8%

Respecto a grueso de vehículos alternativos (sumando cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses), diciembre ha sido un mes de gran crecimiento registrando una subida del 47,6 % con 8.593 vehículos comercializados. Los eléctricos son los que más subieron en el último mes del año, llegando a un incremento del 121 % y con un total de 2.550 vehículos matriculados.

Madrid lidera las ventas de híbridos y eléctricos

Punto De Recarga Garaje 01

Si analizamos las ventas de vehículos alternativos por Comunidades Autónomas, a la cabeza se siguen manteniendo Madrid y Cataluña, podio que completa Andalucía, aunque la Comunidad Valenciana se impone en electrificados a esta última (con 621 unidades) pero no así en híbridos (6.201 unidades).

Y aunque hay que tener en cuenta que estas regiones son también las más pobladas de España, Madrid en comparación con Cataluña y Andalucía es la que menos habitantes censados tiene, por lo que también en relación habitantes/vehículos alternativos también lidera. Además, es la que mayor crecimiento ha experimentado de las tres tanto en híbridos como en eléctricos en 2019.

Así, en la Comunidad de Madrid se comercializaron un total de 30.376 vehículos híbridos, creciendo respecto a 2017 un 69,18 %, y 7.727 vehículos electrificados, registrando un incremento del 88 %. En Cataluña, por su parte, se matricularon 12.396 híbridos (+5,47 %) y 2.146 eléctricos (+10,28 %), mientras que en Andalucía las unidades comercializadas de vehículos híbridos han ascendido a la 8.443 unidades (+29,12 %) y las de los electrificados a las 581 matriculaciones (+29,98 %).

HIBRIDOS

ELECTRICOS

MADRID

30.376

7.727

CATALUÑA

12.396

2.146

ANDALUCIA

8.443

581

COM. VALENCIANA

6.201

621

En cuanto a las comunidades que más han crecido en ventas de vehículos alternativos, en híbridos nos encontraríamos a Canarias (99,09 %), Madrid (69,18 %) y Castilla y León (32,47 %); y en eléctricos a Extremadura, con un notable 437,78 %, Galicia (100,67 %) y de nuevo Madrid con el mencionado 88 % de incremento.

Si bien Extremadura ocupa el torno en cuanto a crecimiento de vehículos eléctricos, hay que tener en cuenta que fue la antepenúltima en matriculaciones de eléctrificados en 2017, con únicamente 45 modelos comercializados, sólo por detrás quedaron Ceuta y Melilla (11 unidades) y La Rioja (26 unidades), quedando a su vez empatada con Cantabria (45 unidades). La comunidad extremeña ha finalizado 2018 con 242 vehículos eléctricos matriculados.

En una línea similar se mueven Galicia, con 301 vehículos eléctricos comercializados en 2018 frente a las 150 unidades de 2017 o Murcia con 145 vehículos matriculados el pasado año respecto a los 79 de 2017.

Seguimos a la espera del Plan VEA...

Wltp Phev

La democratización del coche eléctrico depende de muchos factores. El principal es el precio: aún son caros en comparación con los modelos de combustión, a los que sí se están ya acercando los híbridos. La demanda es fundamental en este aspecto, siendo a su vez esencial los incentivos a la compra por parte de los gobiernos, tanto a nivel estatal como comunitario. Y desgracidamente en ambos casos sigue siendo muy deficiente.

La pasada primavera el Gobierno anunciaba el lanzamiento de un nuevo plan de ayudas a la compra de vehículos alternativos. Bautizado como VEA Vehículos, su estreno estaba fijado para verano, pero finalmente sufrió un retraso debido a la tardanza en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que tuvo lugar en julio.

Por ello, el recién llegado Ejecutivo socialista confirmó que el VEA estaría listo a finales de 2018 y que podría ir acompañado de un Plan PIVE. En total, la dotación fijada para estas ayudas para vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos, Gas Natural Comprimido y Licuado (GNC y GNL) o de Gas Licuado de Petróleo (GLP) es de 16,6 millones de euros. Sin embargo, 2018 ha llegado a su fin y el plan de incentivos aún no ha sido activado.

Asimismo, la dotación presupuestada es a todas luces insuficiente si tenemos en cuenta que las subvenciones enmarcadas en el Plan Movalt, lanzado a finales de 2017, eran de 20 millones de euros y apenas duraron 24 horas. Es esencial que las medidas planificadas para penalizar a los motores de combustión (subida del impuesto diésel, planes anticontaminación) se completen con incentivos reales que animen a los conductores a la compra de modelos alternativos.

Phev Wltp

El Plan Movalt ofrecía ayudas que oscilaban entre los 500 euros y 18.000 euros en función del tipo de vehículo (turismo, comercial, industrial) y de su mecánica (eléctrica, híbrida enchufable o de gas). Los híbridos convencionales se quedaron fuera de la partida. Los mayores beneficiados eran los eléctricos, que en el caso de los turismos para particulares contaba con hasta 5.500 euros de aportación.

Sin embargo, estos incentivos ponían el límite en 32.000 euros (si el coche superaba ese presupuesto, no podía beneficiarse de los mismos). Además, aún entrando dentro del margen y pudiendo disfrutar de la cuantía máxima (5.500 euros) la ayuda se antoja escasa. Actualmente el eléctrico más barato del mercado es el Renault ZOE Z.E, que en su variante más básica parte de los 21.050 euros. Estamos hablando por tanto de el comprador tiene que poner de su bolsillo los 15.550 euros restantes, una cantidad lejana de ser baladí.

Volviendo al VEA, se desconoce si dispondrá de tramos y cuantías similares al Movalt, aunque sí sabemos que, de nuevo, los hibridos convencionales quedarán fuera. Por lo demás, sólo resta esperar a que reciba luz verde, pero lleva más de seis meses de retraso.

¿Y qué hay de las ayudas por Comunidades Autónomas?

Sistema Almacenamiento Baterias 5

En lo que respecta a gobiernos autonómicos, los planes de incentivos a la compra de modelos alternativos son aún más escasos. A la cabeza encontraríamos de nuevo a la Comunidad de Madrid, que lanzaba el pasado mes de diciembre su Plan de Movilidad Urbana Sostenible (Plan MUS) con un presupuesto de dos millones de euros para ayudas a la compra de vehículos alternativos y dirigido sólo a particulares.

Lanzado a principios de mes y con fecha límite del 31 de enero para beneficiarse de estas ayudas, el presupuesto se agotó en cuatro días. Por ello, el gobierno madrileño ya ha confirmado que lanzará en el primer trimestre del año una nueva fase del Plan MUS y, en esta ocasión, con una partida de tres millones de euros. Es de esperar que, nuevamente, se agoten en un abrir y cerrar de ojos.

Tesla Model X

En cuanto a otras comunidades, encontramos varias que han elaborado planes de incentivos para la adquisición de modelos alternativos también enfocadas a particulares, así como de inversión para puntos de recarga. Otro aspecto fundamental.

Centrándonos en los primeros, encontramos regiones como Asturias, Castilla La Mancha o Murcia: sus gobiernos autonómicos tienen activos o planificados planes de ayuda con cuantías que oscilan entre los 1.000 y los 8.000 euros por compra. Otras comunidades han optado por ofrecer deducciones impositivas para fomentar la adquisición de mecánicas alternativas, como es el caso de Castilla y León, Canarias, La Rioja o Navarra.

Sin embargo nos encontramos con el mismo problema: las asignaciones son bastante reducidas. Por ejemplo las implantadas en Castilla La Mancha son de 500.000 euros, mientras que en Murcia se fijan en 100.000 euros y Extremadura tiene planificado dotarlas de 300.000 euros. Toca dar prioridad al coche eléctrico si realmente se quiere dar carpetazo a la combustión: apenas quedan 20 años para que llegue 2040...

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio