Alonso no entra en la guerra dialéctica con Hamilton

Alonso no entra en la guerra dialéctica con Hamilton

Publicidad

Lewis Hamilton está saliendo últimamente más en la prensa por los mensajitos que le lanza a Fernando Alonso que por motivos deportivos. Unos días dice pestes, y otros usa la sutil ironía británica con un “le deseo lo mejor”. Ya hasta me atrevería a decir que los aficionados nos hemos cansado de las tonterías de Lewis. Ya ni le dedicamos un post a cada frase venenosa que suelta el yogurín (la rutina no es noticiable). Que hable, que hable... que la energía se le escapa por la boca.

Mientras tanto, y ajeno a todo lo que su ex-compañero dice sobre él, Alonso pasa totalmente del británico, sin devolverle ni una, y demostrando una tranquilidad pasmosa. Y eso es lo que quería aplaudir en este post, que Fernando no está entrando al trapo (y podría) y se está centrando en su trabajo, haciendo oídos sordos de las palabras de Hamilton. Que se guarde sus respuestas para las pistas. Eso, al fin y al cabo, es lo que hacen los campeones: contestar en la pista. Hoy Fernando pasará un examen de los de nota: la rueda de prensa tras la presentación oficial del R28, en la que seguramente será sometido a las preguntas más retorcidas de los periodistas allí desplazados. Lo mejor que puede hacer el asturiano: ignorar al británico. No hablar de él. No recibir respuesta está desquiciando mentalmente al joven británico, que ha terminado por no saber si hablar mal o bien de su ex-compañero. No hay ataque más certero que la ignorancia. Y en eso está Fernando...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio