Kovalainen. Aire fresco desde Finlandia

Kovalainen. Aire fresco desde Finlandia

Publicidad

La temporada del finés la podriamos calificar como bastante buena. De menos a más. Comenzaba el año con el difícil reto de hacer olvidar a Fernando Alonso y con la de ser el fiel escudero de Giancarlo Fisichella en una escudería que partía con la vitola de Campeones del Mundo. Aunque su paso por las Worlds Series fuera muy bueno y que estuviera en la órbita de Briatore era buen síntoma, desde el principio pudimos comprobar que Kovalainen no era tan bueno como el español.

Las pocas prestaciones que ha ofrecido el Renault R28 a lo largo de toda la temporada han marcado el devenir del Kovalainen. A pesar de apuntar maneras durante todo el año jamás ha estado cerca de los puestos de honor y mucho menos de las victorias, aunque el destino le guardaba un merecidísimo premio que llegó en forma de segundo puesto en el GP de Japón.

Comenzó el año superado por el italiano, algo por otro lado lógico. Las temporadas de experiencia que acumula el Fisico debían ser determinantes para demostrar quien era el número 1 del equipo. Poco a poco la teoria fue dando la vuelta. El finés se mostraba cada vez más superior tanto en calificación como en carrera y sobrepasaba a su compañero en la clasificación general.

Las once carreras en los puntos son un buen botín para un debutante del mundial. Regularidad podría ser una de las palabras claves en su campeonato, aunque por poner un pero podríamos decir que la regularidad estaba en los últimos puestos que daban derecho a los puntos. Esa regularidad le ha permitido acabar en séptima posición en la clasificación final, a tan sólo nueve puntos del polaco Kubica. Se podría decir que ha terminado tercero del mundialito que han formado los pilotos que no pertenecían ni a Ferrari ni a Mclaren.

Ahora, tras quedarse sin hueco en Renault, recalará en una turbulenta Mclaren. De nuevo sustituto de Alonso. Ahora conducirá un coche ganador con el que tendrá que demostrar algo más de lo demostrado en la escudería gala. Las excusas de un mal coche ya no serán posibles, aunque su nuevo compañero y patrón pueden jugarsela como ya se la jugaron el año pasado a Alonso. Esperemos que corra mejor suerte.

En Racingpasión | Resumen Temporada 2007

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio