La debilidad de Giancarlo

La debilidad de Giancarlo

Publicidad

El enorme talento de Raikkonen unido al monstruo que conduce han hecho que a Fisichella le temblasen las rodillas y cediese la posición al de Mercedes, y de paso darles a McLaren dos puntos preciosos de cara al mundial. La carrera del italiano no fue mala, ni mucho menos, sin embargo no supo contener a un Raikkonen desatado debido a que “posiblemente yo era más lento a la salida de la chicane y de la horquilla”. Evidentemente, era más lento. Quizás fuese debido a que cerraba totalmente la trazada en la chicane y después no era capaz de acelerar antes.

Desde el box le dijeron que tirase un poquito más y eso resultó en una pérdida de tracción en el tren trasero, lo que hacía que rodase más lento en las partes lentas del circuito. Una buena razón.

Otra razón esgrimida por el romano es que la salida del Safety Car le hizo perder un tiempo precioso. En realidad, Fisichella tampoco tuvo tanto trabajo en adelantamientos como pudieron tener Raikkonen y Alonso, que lucharon como leones contra castañas como Schumacher, protagonizando adelantamientos inolvidables y presentando su cara más competitiva y del más alto nivel. Él, en cambio, tuvo aparentemente una carrera tranquila hasta el final, cuando nada pudo sacar ya de su coche, y Raikkonen le ganó.

Vía | itv-f1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio