Max Verstappen se hace un Marc Márquez. La agresividad de los jóvenes, en entredicho

Max Verstappen se hace un Marc Márquez. La agresividad de los jóvenes, en entredicho

Publicidad

Max Verstappen es uno de los pilotos con más proyección de futuro de la actual parrilla de Fórmula 1. Su ascenso meteórico a la categoría reina, primero en Toro Rosso y después en Red Bull, fue criticado hasta la saciedad. Sus acciones en pista callaron bocas en su momento. Ahora, cuatro años después, su excesiva agresividad ha provocado que vuelva a estar en entredicho.

Tan solo una semana después de la polémica entre Valentino Rossi y Marc Márquez, Max Verstappen ha vuelto a reavivar la polémica acerca de la agresividad que tienen las jóvenes promesas del mundo del motor. En las tres carreras que llevamos esta temporada, ha tenido incidentes** todas ellas. Y no precisamente porque la otra parte implicada haya tenido la culpa, sino porque ha demostrado no ser capaz de gestionar sus emociones.

El único punto en común entre todos los incidentes ha sido la agresividad con la que Verstappen trataba de ganar posiciones. En todas ellas, el de Red Bull estaba en superioridad de condiciones, pero la falta de paciencia por parte del holandés, terminó con sus opciones en pista.

Tres carreras, tres adelantamientos, tres errores garrafales

verstappen-gp-china

Gran Premio de Australia de Fórmula 1, primera carrera del año de la temporada 2018, Max Verstappen perdió posición en la salida con Kevin Magnussen. El de Red Bull, que tenía más ritmo que el Haas, y en su frenética persecución, cometió un error y trompeó.

La situación se saldó con Verstappen perdiendo cuatro posiciones y con su carrera seriamente comprometida. Para colmo, durante un periodo de safety car, adelantó a Fernando Alonso cuando estaba prohibido. Después de pensárselo durante alguna vuelta, el equipo le pidió por radio que devolviese la posición y esto le salvó de una clara sanción.

En el GP de Baréin los errores comenzaron en clasificación. Un trompo en la Q1 le hizo terminar contra los muros. Por fortuna para él, el tiempo que había marcado antes le sirvió para asegurarse la 15º posición de la parrilla.

En carrera la situación tampoco podemos decir que mejorase mucho. En su particular remontada, el de Red Bull se encontró con un Lewis Hamilton que salía en posiciones más retrasadas de lo habitual tras cambiar la caja de cambios.

El holandés no se lo pensó dos veces y no tardó en meterle el coche al de Mercedes en una maniobra un tanto polémica en la que ambos monoplazas llegaron a tocarse. La peor parte se la llevó Vertappen, que desallantó. Aunque consiguió llegar a boxes para cambiar de neumáticos, un par de vueltas después se retiró.

En el Gran Premio de China de este fin de semana, Verstappen ha vuelto a tener problemas y en dos ocasiones. La primera, ha sido tratando de** adelantar a Lewis Hamilton**, que se ha ido por fuera de pista, perdiendo varias posiciones.

La segunda, ha sido con Sebastian Vettel. En esta ocasión, no han podido evitar el contacto y el Ferrari ha terminado con entre otras cosas, con el fondo plano dañado.

Hacen falta sanciones ejemplarizantes

verstappen-gp-china

Son muchos los pilotos que se han quejado de la excesiva agresividad de Verstappen. Si bien es cierto que tras el calentón inicial, todos ellos han hecho las paces -véase con Hamilton este jueves-, son muchos los que abogan por sanciones más duras para las acciones recurrentes.

Si bien es cierto que la Fórmula 1 implantó el sistema de carnet por puntos tras la sanción ejemplarizante a Romain Grosjean tras su catastrófica salida en el Gran Premio de Bélgica de 2012, la realidad es que parece que los puntos están más para cuestiones menores que para acciones como las que ha protagonizado Verstappen. Esto nos lleva a pensar que la agresividad del holandés tendría una fácil solución si los comisarios así lo quisieran.

Desde el equipo su propio padrino Helmut Marko ya ha admitido públicamente que se ha equivocado y que aún tiene mucho por aprender. Habrá que esperar a ver cómo se desarrolla el resto de la temporada y si el toque de atención que le ha dado el equipo en China, sirve de algo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio