Škoda ya tiene una respuesta a la pataleta de Volkswagen: la República Checa seguirá siendo su primer hogar

Škoda ya tiene una respuesta a la pataleta de Volkswagen: la República Checa seguirá siendo su primer hogar

Publicidad

Hace unos días saltaba a la luz un 'pequeño' conflicto interno en el Grupo Volkswagen: los gerentes y los sindicatos de la firma alemana no están viendo con buenos ojos el rumbo de éxito que está tomando la producción de su marca checa Škoda. Le piden que pague más por la tecnología compartida y que transfiera parte de su producción a Alemania.

Pero Škoda ya tiene una respuesta. El CEO de la firma, Bernhard Maier, ha declarado que la República Checa seguirá siendo la casa de Škoda, y que añadirá puestos de trabajo locales para satisfacer la cada vez más creciente demanda. "Nuestras fábricas checas son, y seguirán siendo la primera opción", dijo.

Una tensión que crecerá

Vw Logo

Volkswagen se encuentra en un momento de recortes en la plantilla tras el Dieselgate, y sus poderosos sindicatos ven el éxito de Škoda como una amenaza. Así las cosas, desde Alemania quieren traerse capacidad productiva de la República Checa y que de paso, sus compañeros paguen más por la tecnología compartida.

Pero les ha salido el tiro por la culata porque de momento, Volkkwagen no se beneficiará del éxito de Škoda, que vendió 1,13 millones de vehículos el año pasado. Se ha convertido así en la segunda marca más rentable del Grupo VAG después de Porsche en términos de margen de explotación y está en la meta de ventas récord en 2017, tal y como informa Automotive News.

El margen de beneficio de Škoda fue de 8,7 % el año pasado, mientras que el de Volkswagen fue del 1,8 %.
Mlada Boleslav 01 Interior de la fábrica de Mladá Boleslav, en República Checa.

"Škoda está corriendo al borde de su capacidad, lo cual es evidencia de que nuestra estrategia está funcionando", dijo el CEO de la firma checa, que se reunió con otros jugadores de la industria para debatir el conflicto. Maier reveló también que Škoda había asalariado a 3.000 trabajadores en los últimos meses y planeaba contratar más "para cubrir la creciente demanda".

Maier dejó muy clara su respuesta ante la pataleta de Volkswagen en una carta a sus trabajadores: Škoda solo hará uso de la red de manufacturación de Volkswagen para hacer frente a los pico de demanda, pero las fábricas checas continuarán siendo la primera opción.

Según Automotive News, la tensión entre las marcas subirá antes de la reunión del Consejo de Supervisión del 17 de noviembre, durante la que se aprobarán los presupuestos de inversión anuales para el grupo.

Mientras tanto, en Volkswagen... Una nueva división

Vw Logo

El margen de beneficio de Škoda fue de 8,7 % el año pasado, mientras que el de Volkswagen fue del 1,8 %. Con una política de recortes implantada desde hace un par de años, la marca alemana busca recortar costes, y de momento se les ha ocurrido crear una nueva división de componentes de automóviles.

Esta nueva división podría desbloquear fondos para su transición a los vehículos eléctricos. Volkswagen dijo el miércoles que planea reunir la fabricación de piezas, incluyendo motores y transmisiones en 56 plantas en cinco continentes con un total de 80.000 empleados.

La compañía dijo que quiere integrar sus operaciones de componentes bajo una estructura unificada. La nueva entidad "agrupará estas actividades, las organizará aún más eficientemente, reforzará las competencias internas en áreas específicas e impulsará la transición a los coches eléctricos en todo el grupo", ha dicho Volkswagen.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio