Compraremos menos coches en áreas donde exista la presencia de Uber o Lyft (lo dice un estudio)

Compraremos menos coches en áreas donde exista la presencia de Uber o Lyft (lo dice un estudio)

Publicidad

Existen multitud de estudios relativos al efecto de las plataformas de transporte compartido como Uber o Lyft; la mayoría de ellos con resultados un tanto pesimistas. Ya conocíamos el efecto de Uber en los taxistas estadounidenses: menos ingresos, mismos puestos de trabajo, y por otro lado que la conducción autónoma en su flota de Volvo XC90 evoluciona a pasos lentos.

Ahora otro estudio revela que en las áreas en las que Uber, Lyft o similares operan, los consumidores tienden a comprar menos automóviles. Este estudio ha sido el primero en cuantificar cómo el aumento de estas plataformas podría estar afectando el comportamiento del consumidor, no solo a la hora de comprar, sino a la hora de viajar. Malas noticias para la industria.

Menos viajes y menos compra de vehículos nuevos

Uber

Investigadores del Instituto de Investigación de Transporte de la Universidad de Michigan, Texas A & M Transportation Institute y la Universidad de Columbia encuestaron a más de 1.200 personas en Austin, Texas, para estudiar cómo cambiaron sus hábitos después de que se suspendieran los servicios de Uber y Lyft en la ciudad en 2016 debido a un cambio de ley local. Un cambio que los propios ciudadanos apoyaron, y que actualmente se ha revertido.

El estudio 'Measuring the Impact of an Unanticipated Suspension of Ride-Sourcing in Austin, Texas', disponible aquí, revela cambios de comportamiento tras la ausencia de estas plataformas de transporte privado.

Los investigadores buscaron cambios en la elección del modo de transporte, la frecuencia del viaje y la propiedad del vehículo. Se determinó que el 41 % de los encuestados utilizó su propio vehículo para llenar el vacío dejado por Uber y Lyft. En cuanto al impacto de esta suspensión en las decisiones de adquisición, 8 de 10 de los encuestados (83 %) no consideraron adquirir un vehículo.

Taxi 1999009 960 720

El análisis estadístico reveló que las personas que hicieron la transición a un vehículo personal eran 23 veces más propensas a hacer más viajes que aquellas que cambiaron a un modo de transporte.

Además, se reveló que los viajes totales disminuyeron después de que el servicio de Uber y Lyft fuera suspendido, lo que implica que la gente realizó menos trayectos. La frecuencia mensual promedio de los viajes de referencia disminuyó sufrió una caída del 68 %.

Como alternativas, el 3 % se pasó al transporte público y el 42 % pasó a otra compañía de redes de transporte más pequeña. Después de la votación, surgieron esfuerzos informales de la comunidad y 12 servicios de viajes basados ​​en aplicaciones entraron en el mercado. Muchos fueron de corta duración, pero algunos todavía están en el negocio.

Uber Foto: Flickr/Elliot Brown.

Aunque estos resultados no se pueden extrapolar al resto de ciudades, resultan interesantes para entender hasta qué punto estas plataformas están cambiando el sistema de transporte, la movilidad urbana y hasta los comportamientos de los consumidores. Una red en la que todo está conectado.

Foto | Wikipedia/Pkg203.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio