Probamos el Kia Sportage 2018, ahora más tecnológico y también 'mild-hybrid' diésel

Probamos el Kia Sportage 2018, ahora más tecnológico y también 'mild-hybrid' diésel

Publicidad

Siempre se ha dicho que si algo funciona, mejor no lo toques, y esto se aplica habitualmente en el mundo del automóvil. Normalmente los fabricantes suelen querer mantener el éxito de sus modelos y evitan arriesgar a la hora de renovar sus propuestas más relevantes. El Kia Sportage 2018, que ya está a la venta y acabamos de probar, es un buen ejemplo de ello.

Hablamos del modelo por excelencia de la marca coreana, por lo que representa a nivel comercial. Este todocamino de segmento C supone el 26% de las ventas de Kia en España, seguido de lejos de los Ceed (16%) y Stonic (15%). En 2017 se matricularon en España casi 17.000 unidades del Kia Sportage.

La cuarta generación del Sportage llegó al mercado hace solamente dos años, en 2016, así que es un coche moderno y actual, pero en los tiempos que corren no está de más ponerse al día en apartados como el tecnológico (asistentes, conectividad, etc...), actualizar la gama de motores o darle de paso una serie de retoques estéticos.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

¿En qué cambia este renovado SUV?

El aspecto general de este SUV no cambia demasiado, pero son nuevas por ejemplo las ópticas delanteras LED, con varios puntos lumínicos y una apariencia diferente, la parrilla Tiger Nose de nuevas formas o un paragolpes algo más llamativo, con una moldura horizontal cromada, nuevo diseño de la zona de los faros antiniebla o una moldura decorativa inferior.

En la zaga ocurre exactamente lo mismo. Los pilotos se han rediseñado (aunque mantienen esa unión visual entre ellos que cruza toda la trasera) y el paragolpes luce un diseño también diferente, con un difusor integrado en color contrastado, nuevo diseño de las luces de marcha atrás y los intermitentes (en la zona baja del paragolpes), etc...

Los colores de carrocería disponibles ahora son nueve -varios de ellos nuevos-, todos ellos metalizados a excepción de un blanco sólido, y la gama de llantas ofrece opciones de 16, 17 y 19 pulgadas. En el habitáculo también se han rediseñado elementos como el volante, el panel de instrumentos o las salidas de ventilación, y ahora hay un sistema multimedia con pantalla táctil de 7 u 8 pulgadas, compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

El maletero se mueve entre los 491 y 503 litros (con o sin rueda de repuesto) para las versiones de gasolina, mientras que en los diésel es algo más pequeño debido a la ubicación del depósito de urea del sistema SCR: 467 ó 480 litros. Asimismo, el microhíbrido tope de gama también equipa la batería bajo el piso del maletero, por lo que su capacidad se ve reducida a 439 litros.

Las versiones GT Line, de aspecto más deportivo, gozan de una parrilla exclusiva con acabado cromado, inserciones en este mismo acabado (taloneras, paragolpes delantero y trasero, etc...), llantas específicas de 19 pulgadas, luces antiniebla LED de cuatro puntos, salida de escape doble...

Hay que apuntar que ahora hay dos versiones GT Line, con diferente equipamiento: GT Line Essential y GT Line Xtrem. En todo caso incorporan pedalera de aluminio, volante de piel perforado y achatado en su zona inferior, techo tapizado en negro o asientos GT Line algo más deportivos.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

Tampoco faltan nuevos asistentes a la conducción como cámara de 360 grados (la calidad de imagen de la cámara de marcha atrás es bastante pobre), control de crucero adaptativo con función Stop&Go, detector de fatiga, etc...

Ahora también 'mild-hybrid' o microhíbrido

La oferta de motores para el Sportage 2018, todos Euro 6d Temp, incluye dos bloques gasolina y dos diésel, en diferentes versiones. Además, el más potente de los diésel es también un microhíbrido o 'mild-hybrid', que cuenta con un sistema eléctrico de 48 voltios (Ecodynamics+) y un pequeño motor eléctrico, y promete reducir el consumo en alrededor de un 7% con respecto a un diésel tradicional.

La gama gasolina arranca con un un 1.6 litros GDi atmosférico de 132 CV y 161 Nm, asociado siempre a un cambio manual de seis marchas y tracción delantera, que homologa 7,1 l/100km. La versión turbo, o 1.6 T-GDi, alcanza los 177 CV y 265 Nm, en este caso disponible con cambio manual o DCT de siete marchas, y tanto con tracción delantera como integral. Su consumo es de entre 7,5 y 7,8 litros a los cien kilómetros.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

Por su parte, el nuevo 1.6 CRDi turbodiésel (más ligero, pequeño y eficiente) ofrece variantes de 115 y 136 CV, con un par máximo de 280 y 320 Nm respectivamente, y un consumo de 4,9 litros. El menos potente es manual y 2WD, mientras que el de 136 CV puede asociarse al cambio automático de doble embrague y a la tracción a las cuatro ruedas (en este caso 5,2 l/100 km).

Para terminar, el 2.0 CRDi es el mild-hybrid, con 185 CV de potencia y 400 Nm de par máximo entre 1.750 y 2.750 rpm. En este caso la transmisión puede ser manual de seis marchas o automática de ocho, y siempre con tracción total. Homologa un consumo de 5,3 litros (manual) ó 5,8 litros (auto) y, eso sí, no goza de etiqueta Eco.

Este sistema de microhibridación de 48 voltios está compuesto por el motor de combustión, un pequeño motor de arranque y generador eléctrico de 12 kW, y una batería de ión-litio de 0,44 kWh. Además de funcionar como motor de arranque, el motor eléctrico puede asistir al de combustión en aceleraciones. Por supuesto, la batería se recarga sobre la marcha y hay regeneración de energía en la frenada, por ejemplo.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

A partir de 2020 Kia ofrecerá también esta opción mild-hybrid junto al motor 1.6 CRDi, y obviamente es más que probable que llegue a otros modelos como el Kia Ceed. De aquí a 2025, además, el fabricante planea el lanzamiento de 5 modelos 100% eléctricos, 5 híbridos convencionales, 5 híbridos enchufables y un eléctrico de pila de combustible, alimentado por hidrógeno.

Kia Sportage 2018, a prueba

De un primer vistazo el habitáculo del Sportage resulta más atractivo que nunca, tanto por diseño como por calidad de materiales, a la altura de las circunstancias. El volante y los diferentes mandos y botones tienen un gran tacto en general, los asientos son cómodos y la parte superior del salpicadero, por ejemplo, está fabricada en un material gomoso y mullido que resulta bastante agradable.

El espacio para los ocupantes es generoso tanto delante (los asientos pueden ser eléctricos y calefactables) como detrás, con asientos traseros que se pueden reclinar entre 23 y 37 grados. La plaza central trasera no es especialmente cómoda -es dura y el respaldo es el reposabrazos central abatible- aunque, eso sí, cuenta con reposacabezas.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

En marcha el Kia Sportage sigue siendo un SUV que no resulta blando, sino más bien firme, aunque tampoco es incómodo. Esto le aporta bastante aplomo en vías rápidas y cierta agilidad en carreteras secundarias. Además, al menos con los motores probados, el modelo se mueve con soltura y resulta agradable de conducir.

El "híbrido ligero" es el más potente de la gama, y ofrece una aceleración bastante buena. El apoyo del motor eléctrico al iniciar la marcha no es perceptible, pero sí lo es cuando realiza la función de motor de arranque, ya que resulta algo más suave y vibra menos que con el motor de arranque convencional que utiliza para arrancar en frío. Algo que no nos ha gustado demasiado es lo mucho que retiene este motor al levantar el pie del acelerador, ya que si lo que buscamos es un ahorro de combustible, lo lógico sería que conservase mucho más la inercia del vehículo.

Se trata de una versión pesada, cercana a los 1.700 kilogramos, pero se mueve bien. Si forzamos mucho en la entrada a las curvas el subviraje es inevitable, pero en general es un coche estable, relativamente ágil y en carreteras de curvas se agradece la firmeza de la suspensión. El consumo en este caso fue de unos 7,7 litros en una ruta de 100 kilómetros, con autovía y carreteras secundarias.

Kia Sportage 2018 toma de contacto
Kia Sportage 2018 toma de contacto

El motor gasolina turbo de 177 CV (tracción delantera y manual en nuestra unidad) sorprende por lo refinado que resulta pero también por sus prestaciones, ya que empuja de manera contundente y acelera con brío, si bien a bajas vueltas está algo vacío. En asfaltos rotos pierde tracción con relativa facilidad al acelerar a fondo y su sonido no enamora, pero a partir de unas 4.000 rpm coge un tono interesante. El consumo, en una ruta de montaña de unos 60 kilómetros, se ha movido en unos 10 litros.

Precios Kia Sportage 2018

La oferta actual del Kia Sportage 2018, ya en concesionarios, está compuesta por cinco acabados: Concept (el más básico, con llantas de 16" y pantalla multimedia de 7 pulgadas), Drive, Emotion, GT Line Essential y GT Line Xtrem.

Los precios finales recomendados para la gama del renovado Kia Sportage son los siguientes, aunque cabe apuntar que a estos precios se les puede aplicar un descuento máximo de 6.145 euros en el caso de las versiones gasolina y de 5.910 euros en el caso de los diésel. Por tanto, el precio de arranque de la gama puede ser de 18.855 euros en gasolina y de 21.090 euros en diésel.

Gasolina

  • Sportage 1.6 GDi Concept: 25.000 euros
  • Sportage 1.6 GDi Drive: 27.500 euros
  • Sportage 1.6 GDi Emotion 30.800 euros
  • Sportage 1.6 T-GDi GT Line Essential 4x2: 31.850 euros
  • Sportage 1.6 T-GDi GT Line Xtreme 4x2: 34.600 euros
  • Sportage 1.6 T-GDi GT Line Essential 4x4: 33.850 euros
  • Sportage 1.6 T-GDi GT Line Essential DCT 4x4: 35.950 euros
  • Sportage 1.6 T-GDi GT Line Xtrem 4x4: 36.600 euros
  • Sportage 1.6 T-GDi GT Line Xtrem DCT 4x4: 38.700 euros

Diésel

  • Sportage 1.6 CRDi 115 CV Concept 4x2: 27.000 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 115 CV Drive 4x2: 29.500 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 115 CV GT Line Essential 4x2: 31.500 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 115 CV GT Line Xtrem 4x2: 34.250 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV Concept 4x2: 28.000 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV Drive 4x2: 30.501 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Essential 4x2: 32.501 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Xtrem 4x2: 35.251 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Essential DCT 4x2: 34.601 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Xtrem DCT 4x2: 37.351 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Essential 4x4: 34.501 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Xtrem 4x4: 37.251 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Essential DCT 4x4: 36.601 euros
  • Sportage 1.6 CRDi 136 CV GT Line Xtrem DCT 4x4: 39.351 euros
  • Sportage 2.0 CRDi Mild-Hybrid 185 CV 4x4: 40.251 euros
  • Sportage 2.0 CRDi Mild-Hybrid 185 CV Auto 4x4: 42.351 euros

El impuesto de matriculación es del 9,75% para las versiones de gasolina y del 4,75% para las de gasóleo.

Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio