No cubrirá las 6.500 solicitudes, pero Ford fabricará 350 unidades adicionales del Ford GT

No cubrirá las 6.500 solicitudes, pero Ford fabricará 350 unidades adicionales del Ford GT

Publicidad

Tras diez años la marca del óvalo decidía resucitar a su deportivo Ford GT en 2016. Su relanzamiento no era casualidad: nacía para celebrar el 50º aniversario del triplete más exitoso de la historia en Le Mans para la marca. Su producción se planificó en un primer momento a 500 unidades entre 2017 y 2018, que se amplió a 1.000 hasta 2020 y, de nuevo, el fabricante norteamericano ha decidido incrementarla hasta las 1.350 unidades debido a la notable demanda.

No se puede negar que la expectación generada por el nuevo Ford GT ha sido muy elevada. Ford asegura que ha recibido más de 6.500 solicitudes de clientes de todo el mundo, muchos de los cuales se han quedado sin premio: la alta demanda propició en su momento pasar de 500 a 1.000 unidades, pero aún con este margen una gran mayoría no ha podido hacerse con sus servicios.

Por ello, la marca del óvalo amplía de nuevo la producción, con 350 unidades adicionales y vuelve a abrir los pedidos, que podrán realizarse a partir del 1 de noviembre a través de su site oficial FordGT.com. La nueva tanda de pedidos será igualmente a nivel global y los antecedentes apuntan a que no durarán mucho.

Sólo apto para devotos

El Ford GT amplía su producción a 1.350 unidades

Ford mantiene su política de selección en esta nueva remesa: sólo los clientes más fieles podrán hacerse con los servicios del superdeportivo. Los 'aspirantes' deberán demostrar un total interés para con el Ford GT, respondiendo a preguntas como cuánto utilizarán el coche, si han tenido anteriormente modelos de la marca o si son activos en redes sociales.

En definitiva, tener una cuenta bancaria con muchos ceros no asegura poder poder optar al nuevo Ford GT: la marca quiere que acabe en las mejores manos y que sea la fidelidad la que se imponga como principal criterio. "Queremos dar prioridad a la gente a la que le importa el coche, que se lo va a quedar y lo va a conducir", explicaba afirma Raj Nair, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de producto cuando su producción fue anunciada hace ya dos años.

Por otro lado, los clientes seleccionados están obligados a firmar un contrato de exclusividad, que les impide vender el coche durante cierto tiempo. A cambio, Ford contacta directamente con cada afortunado para desarrollar su unidad personalizadamente.

Retrasos en la producción

Los varios escollos que ha encontrado el Ford GT en su camino no le han impedido saborear las mieles del éxito. Primeramente, el fabricante tuvo que retrasar las primeras entregas a causa de demoras de sus proveedores, así como en los procesos de homologación.

No cubrirá las 6.500 solicitudes, pero Ford fabricará 350 unidades adicionales del Ford GT

Tras entregarse las primeras unidades, Ford se vio obligado a llamar a casi todas a revisión por riesgo de incendio a causa de un fallo de fabricación en el complejo sistema hidráulico que utiliza para gestionar la suspensión y su avanzada aerdinámica activa. Este nuevo revés retrasó su producción aún más. La llegada de estás más de 300 unidades adicionales ampliará su salida de fábrica otros dos años, por lo que se prevé que las últimas unidades se entreguen en 2022.

Aunque no necesita presentación, recordemos que el Ford GT ha sido concebido en un chasis de fibra de carbono (parando la báscula en 1.385 kilos), cuenta con un buen puñado de elementos de aerodinámica activa y esconde un propulsor EcoBoost V6 biturbo de 3.5 litros que rinde 656 CV a 6.250 rpm y hace gala de un par máximo de 745 Nm a partir de 5.900 vueltas.

Con semejantes cifras, promete sus prestaciones de infarto, aunque por el momento sólo se ha desvelado su velocidad máxima: alcanza los 348 km/h convirtiéndose en el Ford de producción más rápido de la historia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio