Y el siguiente Škoda RS podría ser el Karoq RS compartiendo el motor de 300 CV del CUPRA Ateca

Y el siguiente Škoda RS podría ser el Karoq RS compartiendo el motor de 300 CV del CUPRA Ateca

Publicidad

La familia RS de Škoda podría seguir sumando integrantes antes de lo esperado: al recién presentado Kodiaq RS podría unirse su hermano pequeño, el Škoda Karoq RS, que, según informaciones de Autobild.de, se presentará en 2019. Deportividad a nivel estético y mecánico serán, como es de esperar, su santo y seña.

Sólo dos modelos conforman actualmente la gama deportiva de la marca checa, el Octavia y el Kodiaq, pero Škoda parece decidida a aumentar esta familia. Y los rumores llevan tiempo apuntando en la dirección del Karoq, el SUV compacto del fabricante...

Según el medio alemán, el Škoda Karoq RS estará listo para debutar en 2019, aunque sin fecha confirmada. Es de esperar que tenga lugar en el Salón de Frankfurt 2019, ya avanzado el año, ya que en Ginebra lo lógico sería ver la esperada y rumoreada variante híbrida enchufable del Superb. No obstante, habrá que esperar a la confirmación oficial de la marca.

Superando en potencia al Kodiaq RS

Skoda Karoq Sportline

¿Y qué podemos esperar del Škoda Karoq RS? Las informaciones apuntan a que se mirará en el espejo del CUPRA Ateca, por lo que bajo el capó podría esconderse el mismo corazón de TSI de 2.0 que monta el SUV deportivo. Estaríamos hablando por tanto de una potencia entorno a los 300 CV y de un par motor cercano a los 400 Nm.

Estaríamos por tanto hablando de una entrega mayor que la del Kodiaq RS, que equipa el propulsor diésel más potente jamás concebido por por el fabricante checo. Además, las informaciones apuntan a que, como ocurre tanto en el Kodiaq RS como el CUPRA Ateca, el lado más deportivo del Karoq contará únicamente con variantes con tracción total.

Es de esperar que esta mecánica se gestione con el cambio DSG de 7 velocidades que equipan ambos SUV deportivos, así como con la suspensión adaptativa Dynamic Chassis Control (DCC) de la que hace gala el Kodiaq RS.

Estas bondades mecánicas irán acompañadas por una estética algo más agresiva siguiendo la estela de su hermano mayor, con defensas específicas y un buen puñado de elementos en negro brillante, además de unas llantas de diseño específico. Estaremos atentos a que Škoda diga esta boca es mía.

Las imágenes utilizadas para ilustrar este artículo corresponden al Škoda Karoq Sportline

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio