Nadie se lo pidió a General Motors, pero ahora puedes comprar café y donuts desde la consola de tu coche con Marketplace

Nadie se lo pidió a General Motors, pero ahora puedes comprar café y donuts desde la consola de tu coche con Marketplace

Publicidad

Últimamente, se dice mucho, no sin cierta sorna, que los automóviles son smartphones con ruedas. Pues General Motors se lo ha tomado en un sentido literal y propone que usemos sus coches como una tarjeta de crédito o una aplicación tipo Wallet para pedir y pagar nuestras compras. Todo ello sin bajarse del coche, por supuesto.

General Motors desveló hoy un nuevo servicio disponible en la mayoría de sus modelos nuevo en Estados Unidos, llamado Marketplace. La idea es poder hacer reservas o comprar y pagar por ello desde el sistema multimedia del coche. Eso sí, el conductor siempre tendrá que ir a por su café o bajarse del coche para repostar. Para GM es la primera plataforma de comercio de la industria de la automoción. De entrada, lo que parece, es la respuesta a una pregunta que nadie hizo.

Una app de pago integrada al coche

La idea de GM que por las mañanas, por ejemplo, te subas a tu Chevrolet Equinox, abras la app Marketplace en la consola central y compres tu café de medio litro y/o donut (es el mercado estadounidense, recuerda) entre las varias posibilidades que ofrece la app (reservar una mesa en una cadena de restaurantes, comprar gasolina en las gasolineras asociadas, etc) y conduzcas hasta el drive-thru en cuestión donde te darán tu pedido.

La propuesta de General Motors, es a priori, extraña e incongruente. La mayoría de sus modelos actuales son compatibles con Apple CarPlay y Android Auto. Es decir, Marketplace parece una app redundante, pues muchas gente ya tiene este tipo de aplicaciones en sus móviles, incluyendo aplicaciones de pago. ¿Entonces por qué añadir un nuevo servicio?

Como los coches nuevos tienen cada vez más funcionalidades que necesitan conexiones Wi-Fi y LTE (el estándar actual para comunicaciones inalámbricas de transmisión de datos de alta velocidad para teléfonos móviles y terminales de datos), los fabricantes no van a dejar pasar la oportunidad de generar nuevos y más negocios con esas conexiones.

Chevrolet Apple Car Play

General Motors no es el único en pensar en que sus clientes pueden ser los clientes de otros y sacar tajada de por medio. Jaguar y Shell están desarrollando una app que permita pagar desde la pantalla multimedia del automóvil la gasolina que repostemos. Algunas marcas del grupo VAG, como SEAT, ya proponen el sistema Alexa (de Amazon) en sus vehículos nuevos. BMW y Ford también están trabajando con Alexa para integrar comprar y el control a distancia de tu casa.

Intel Warner Bros

¿El siguiente paso? Hacer que tu coche de conducción autónoma sea un centro comercial en el que además de comprar, puedas ver la última producción cinematográfica (y de paso ya no irás al cine). Intel y Warner Bros lo están pensando seriamente.

La clave está en el big data

Pero volvamos al Chevrolet Marketplace. De momento, desconocemos si las marcas presentes en Marketplace lo están de forma gratuita o tiene que pagar alguna comisión por estar presente o simplemente si GM se lleva una comisión en cada venta realizada. Lo que sí sabemos es que en 2015, GM vendió más de 3 millones de coches en Estados Unidos y casi 10 millones a nivel global. Es decir, son unos tres millones de clientes potenciales para la empresa presente en Marketplace.

Y eso es sólo la punta del iceberg, podríamos hablar largo y tendido del big data que generarían los hábitos de consumo y movilidad de los clientes de todos estos fabricantes que integran apps de compra y pago dentro de sus coches y de cómo el fabricante y las empresas presentes en ellas, como el Marketplace, podrían usar esa información para que compremos todavía un poquito más. O compremos menos, pero más caro porque la propuesta ha sido adaptada con nuestros gustos y hábitos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio