Si quieres trabajar en Volvo deberás convencer al Volvo HR90 que estás hecho para ese puesto

Si quieres trabajar en Volvo deberás convencer al Volvo HR90 que estás hecho para ese puesto

Publicidad

Volvo está inmersa en una fase de crecimiento. Una fase que se inició con la llegada del nuevo Volvo XC90 y que le permite publicar una cifra récord de producción para 2017 de 571.577 coches. Su última novedad es el Volvo XC40, un coche que se fabrica en la factoría belga de Gent.

Y como el nuevo modelo, así como su innovador sistema de comercialización -el Care by Volvo que incluye hasta un asistente personal-, prometen ser todo un éxito, la factoría de Gent contrata a nuevos técnicos. Pero antes de entrar en Volvo tendrán que pasar una entrevista de trabajo con el Volvo HR90. Sí, tendrá que convencer al coche que vale para el puesto.

Volvo HR90

Estos días se celebra el Salón del Auto de Bruselas. Y a pesar de ser un Salón que ya no tiene la importancia que tenía antaño, Volvo está presente (vía su filial belga, así la marca cumple con su estrategia de acudir unicamente a los salones de Pekín, Detroit y Ginebra). Entre toda la gama, expone el XC40.

El nuevo Suv de la marca sueca se fabrica en la planta que Volvo posee en la ciudad de Gent desde 1965. Es la más importante de la marca fuera de Suecia. Aprovechando el Salón de Bruselas y las previsiones al alza para la producción del XC40, Volvo contratará a más personal técnico para la factoría. Siempre y cuando los candidatos se pasen por el stand de Volvo en el Salón de Bruselas y pasen una entrevista de trabajo preliminar con el Volvo HR90.

El HR90 (HR por Human Ressources; Recursos Humanos) es un Volvo S90 cuya inteligencia artificial (IA) está diseñada para determinar y valorar la idoneidad del candidato al puesto de trabajo. A través de la conversación y una serie de preguntas la IA del HR90 decidirá si el candidato pasa a la segunda fase -una entrevista con una persona- o bien es descartado directamente.

Aplicando la inteligencia artificial

Volvo HR90

Obviamente es un golpe publicitario muy bien ideado, pero también podría ser una manera para Volvo de ir probando su IA en un test de Turing a gran escala. Este test sirve para determinar la habilidad de una máquina de exhibir un comportamiento inteligente similar o indistinguible al de un humano. Pero sobre todo es también una manera de enseñar al público que Volvo también trabaja en el desarrollo de la IA.

Y es que no podemos olvidar que la IA es clave -mucho más que cualquier LIDAR o sensor- en el desarrollo del coche autónomo. Más allá de que un coche autónomo vea donde está la carretera y qué obstáculos hay (vía entre otros el LIDAR), es su IA quien le hará más seguro: al igual que nosotros, irá aprendiendo a “leer” el tráfico y anticipar las maniobras de los otros usuarios.

Volvo HR90

Actualmente, casi todas las marcas con previsiones de poner en venta un coche autónomo trabajan en el desarrollo de la IA. Volskwagen se asocia a Google para ello, Toyota ya piensa en como esa IA interactuará con nosotros y Honda le saca partido a su experiencia en robótica para desarrollar su IA.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio