WiFi, un panel a lo Tesla o una consola retro por muy poco dinero: 17 proyectos para usar una Raspberry Pi en tu coche

WiFi, un panel a lo Tesla o una consola retro por muy poco dinero: 17 proyectos para usar una Raspberry Pi en tu coche

Publicidad

Cuando un maker o apasionado de la tecnología habla de una Raspberry Pi, casi siempre se suele asociar a un ordenador barato, un centro multimedia o un dispositivo ideal para emular consolas retro. Y todo ello en casa. Pero el coche es otro de los ecosistemas donde la Raspberry Pi tiene sitio gracias a su poco consumo, tamaño y sobre todo, bajo precio y espíritu "open" de su software.

Si te animas a incluir en el equipamiento de tu coche una Raspberry Pi, toma nota de 17 proyectos que te mantendrán muy entretenido.

Ventajas de poner una Raspberry Pi en el coche (y consejos a tener en cuenta)

Si bien hace unos años usar una Raspberry Pi nos servía para disponer de elementos multimedia y de control en aquellos coches que no contaban con esas opciones, actualmente el uso de la RPi en proyectos personales en nuestro coche responde a otros motivos.

El principal une las múltiples posibilidades de este miniordenador para actualizar aspectos principalmente de información y multimedia de nuestro coche de una manera autónoma con la curiosidad y aprendizaje propios de trabajar con hardware y software en modo DIY directamente.

Raspberry Pi B Top

Por otro lado tenemos también el no despreciable argumento del ahorro. El precio de la Raspberry Pi (apenas 34 euros ahora) y diferentes componentes como pantallas o sensores es muy asequible comparado con las soluciones comerciales. Y no nos podemos olvidar de ese espíritu maker que puede salirnos a flote gracias a estos proyectos.

Consejos a tener en cuenta

Aunque usar una Raspberry Pi en nuestro coche nos da muchos grados de libertad en diferentes aspectos, hay una serie de recomendaciones y consejos que deberíamos tener en cuenta, siempre dependiendo de cada proyecto en concreto y sus posibilidades.

El consejo más importante tiene que ver con la protección de la Raspberry Pi, la cual debemos integrar en una carcasa adecuada y de calidad. Además, en la medida de lo posible, la RPi debería estar protegida de la vista directa, así como de zonas donde el sol le impacte directamente.

Carcasa con montaje VESA de Solarbotics

El sitio que escojas para integrar la Raspberry Pi en el coche debería tener buen acceso a una fuente de alimentación, a ser posible fija y de al menos 2,5 A, el valor que nos ofrece la mayoría de fuentes recomendadas para cuando además de la RPi vamos a tener diferentes componentes conectados a sus puertos.

Los mejores proyectos de Raspberry Pi para coche

Aunque con una Raspberry Pi y el software abierto el límite lo suele poner nuestro conocimiento e imaginación, hay una serie de proyectos que puedes comenzar ya en tus ratos libres pues no requieren de una inversión importante.

1. Un punto de acceso WiFi para el coche

Contar con conectividad WiFi en el coche es un añadido más que interesante hoy en día, sobre todo si tenemos una tarifa de datos solvente. Si no tienes un coche que ya incluya conexión a Internet o posibilidad de añadirle una SIM, y tampoco quieres recurrir a tu smartphone como hotspot, este es un proyecto ideal pero que sin embargo es de los que require escribir más código, así como asegurarnos de que el módem 3G que tengamos es compatible.

Si lo logras poner en marcha, además de Internet en el coche, habrás subido en tu "nivel jedi" con la Raspberry Pi.

Figure 2 Lightbox Esquema de lo que pretendemos hacer. Lo mejor es que el montaje y programación nos servirá para llevarnos la RPi donde queramos tener un punto WiFi extra

2. DashCam con modo de grabación

Otro proyecto clásico con una Raspberry Pi es el que nos permite, con ayuda de un soporte clásico de GPS o smartphone adaptado, colocar una DashCam de bajo coste y que podemos personalizar a nivel de funcionamiento y software.

Los proyectos asociados a esta funcionalidad van desde la cámara básica conectada a una RPi y que graba vídeo desde que iniciamos el viaje, hasta lo que podamos ser capaces de programar según nuestros conocimientos, que podría llegar a ser el montaje de un sistema que calcule la distancia con el coche de delante o si nos salimos del carril y que nos avise de ello.

Raspberry Pi Dashcam

3. Cámara trasera para evitar golpes al aparcar

De nuevo recurriendo a un hardware muy asequible (una cámara para la Rpi, incluso con visión nocturna, cuesta menos de 25 euros y es muy pequeña) y a software que podemos personalizar a nuestro gusto y necesidades, el sistema de visión trasera para seguridad o aparcar está al alcance de nuestras manos, incluso aunque sea un sistema con doble cámara, trasera y delantera. O si queremos, tantas cámaras como podamos contactar a la Raspberry Pi.

Cámara trasera en matrícula

4. Streaming de vídeo de las cámaras del coche al móvil

Si por presupuesto o facilidad de uso no queremos que las imágenes de las cámaras, ya sea una DashCam o la trasera, acaben en la pantalla del salpicadero, una alternativa es realizar el streaming de vídeo, directamente a nuestro smartphone.

5. Centro multimedia

Seguramente el proyecto más buscado para usar una Raspberry Pi en el coche. Con una pantalla de 7-9 pulgadas y Kodi como distribución especializada, no hay manera más barata de tener tanto música como vídeos en el coche. Incluso con pantalla táctil si queremos.

Kodi en una Raspberry Pi

El nivel de dificultad y el presupuesto va acorde con lo que busquemos. ¿Controlar el sistema de entretenimiento con los botones del volante? Posible con algún coste extra como el shield Carberry.

6. Spotify y otros sistemas de música directamente en el coche

Si más que de vídeo somos muy de música en el coche, la Raspberry Pi es un streamed excelente, personalizable y bastante asequible si conectamos un sistema con la distribución PiMusicBox a nuestro sistema de sonido del coche. Es un sistema tipo Sonos que igual podemos usar en casa que acabar montando en el coche con muy pocas modificaciones y con un control de la música desde el smartphone.

Es compatible tanto con música almacenada en una tarjeta de memoria microSD, el sistema de almacenamiento de la Raspberry Pi, como con servicios de streaming como Spotify o Google Music.

Search Desktop

7. Nuestra propio sistema de información a bordo

Aprovechar el puerto OBD con una Raspberry Pi también es posible. Basta disponer de un adaptador bluetooth para dicho puerto, y conectar el miniordenador a la pantalla que queramos, incluso la que ya tenemos instalada en el coche si es el caso.

Con este sistema estaremos mostrando en tiempo real información sobre velocidad, nivel de carburante restante o revoluciones por minuto, entre otros.

8. Un panel de información a lo Tesla

Si el nivel de exigencia es muy alto y queremos todo un ordenador de abordo, bien diseñado tanto a nivel de hardware como de interfaz y software, el proyecto Auto.Pi, que usa una Raspberri Pi Zero además de una Raspberry Pi 3 Model B, es uno de los más completos.

No es lo mismo, pero con una pantalla táctil de generosas dimensiones, y la programación que decidamos incluso de la interfaz, ¿por qué no sentirnos como a los mandos de un Tesla?

Configure Dashboard

9. ¿Por qué no una consola retro en el salpicadero?

Una de las ventajas de la Raspberry Pi es que, con solo cambiar la tarjeta microSD, podemos tener diferentes funcionalidades. Una de ellas es la de consola emuladora, con un sistema tan conocido como RetroPie, por ejemplo.

El proyecto puede realizarse tanto para la pantalla que tengamos integrada en el salpicadero como para los acompañantes o plazas traseras, que seguro que lo agradecen todavía mas.

RetroPie consola en el coche con Raspberry Pi

10. Un sistema de control de la temperatura

A la hora de trabajar con una Raspberry Pi, el límite lo pone tu imaginación. Un proyecto derivado muy interesante es el que permite, con ayuda de un termómetro, obtener información en todo momento y de forma precisa qué temperatura hay en el interior del coche.

Código control temperatura

11. Un sistema de iluminación personalizado

Un proyecto diferente que no da funcionalidad alguna al coche pero sí permite personalizarlo y aprender mucho sobre Raspberry Pi es el que proponen en Dordnung.

El proyecto enseña cómo controlar una tira de LEDs con una Raspberry Pi. Incluir más elementos visuales, tanto individuales como conjuntos, así como dispositivos de sonido, es cuestión de mejorar el código y comprar más componentes.

Requirement 1

12. Un Android Auto sin teléfono Android

Si eres un fan de la interfaz y alguna que otra funcionalidad de Android Auto, una Raspberry Pi puede servirte como base para simular que tienes este sistema en tu coche.

El sistema que lo hace posible se llama OpenAuto, y funciona de forma fluida, con mapas o reproducción de vídeo a 1080p sin problema alguno. La conectividad bluetooth así como hacer que el sistema arranque junto con el coche también es posible.

Android Auto

13. Un panel digital para un coche antiguo

Tener un coche ya con sus años no tiene por qué significar renunciar a un panel digital atractivo. Todo es proponérselo, como este usuario que ha colocado uno plenamente funcional en su viejo Nissan 240SX S14. Tan solo necesitó una Raspberry Pi 3, una pantalla táctil y derivar alimentación al sistema.

14. Un generador de emoticonos

Tanto en Arduino como con una Raspberry Pi, una actividad de aprendizaje muy común es la de controlar una matriz de LEDs. Extrapolado al ámbito del coche, podríamos crear un sistema generador de emoticonos sin mucha inversión de material.

15. Carberry

Si al tratar de animarte con alguno de estos proyectos te han sentido abrumado, no te preocupes. Hay ya plataformas, sistemas y configuraciones comerciales basadas en la Raspberry Pi y que, total o parcialmente, ya vienen listas para usar.

Si no tienes tiempo o conocimientos suficientes, las mejores opciones para tener una Raspberry Pi en el coche son las configuraciones ya premontadas o directamente soluciones comerciales de lo más completas

Una de las más completas es Carberry, un shield o escudo con la base y elementos más complejos y que, añadiendo pantalla, RPi y algún elemento extra, permite configurar diferentes proyectos como una caja negra, sistema de control de la presión de los neumáticos, una alarma personalizada o un sistema de seguimiento de una flota de vehículos por GPS.

16. Nomadic Pi

Otro proyecto interesante es Nomadic Pi, que, con unas guías muy completas, nos ayudan a montar un sistema compuesto de música local, Hotspot WiFi, información sobre velocidad y localización por GPS.

Todo el código es gratuito, bajo licencia GPL3 y que te puedes descargar para usarlo directamente en el sistema que has montado previamente tú, con lo que te ahorras todo el trabajo de programación.

Home Screen Playing

17. iCarus

Si ya lo que quieres es un sistema completamente montado, tanto de hardware como de software, iCarus es de las mejores opciones, incluyendo todo lo que te puedas imaginar: pantalla, GPS, módem 4G, OBD, sistema de sonido, sensores de presión de neumáticos, sensores de aparcamiento, cámaras HD... Según lo que quieras, puede salirte a partir de 199 euros.

iCarus
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio