Los 10 mejores coches eléctricos en relación calidad-precio

Los 10 mejores coches eléctricos en relación calidad-precio

Publicidad

Se suele decir que el coche eléctrico es el futuro de la automoción. Sin embargo, el futuro es mañana. La oferta de coches eléctricos es cada vez mayor y todo apunta a que dentro de pocos años las ventas del segmento de los eléctricos crecerá de forma exponencial.

Y aunque los fans de la primera hora de este tipo de coches estén dispuestos a pasar por alto los posibles inconvenientes y fallos inherentes a toda nueva tecnología, cuando sea un producto de consumo habitual, los clientes ya no serán tan benévolos. Y es que ya no comprarán un “producto tecnológico”, sino simplemente un automóvil. La oferta en la actualidad empieza a ser ya bastante heterogénea como para que podamos definir cuales son los coches eléctricos con la mejor relación calidad-precio.

La relación calidad-precio es uno de los factores más complicados de conseguir para un fabricante y al mismo tiempo una de las dos relaciones que más le interesan al consumidor, siendo la relación precio-equipamiento la otra. Y es que para valorar la calidad de un automóvil hay que tomar en cuenta muchos factores (acabados, equipamiento, consumo, conducción, etc).

Cómo hemos determinado la relación calidad-precio de un coche eléctrico

En el caso de los coches eléctricos hemos tomado en cuenta los siguientes aspectos: la habitabilidad, el confort de marcha, el comportamiento dinámico, el comportamiento en conducción urbana (agilidad, aceleración), las prestaciones, el sistema de infoentretenimiento, el equipamiento de serie (si es completo o no) y, por último, la autonomía.

Algunos de estos aspectos cobran más importancia que otros en función del púbico al que se destina el coche. Por ejemplo, la agilidad al volante es primordial en un Mazda MX-5 o BMW M2, mientras que el confort primará en una berlina de lujo, como el Audi A8. Y, lógicamente, a día de hoy la autonomía tiene su importancia en un coche eléctrico.

carga coche eléctrico

Algunos aspectos no se pueden valorar a día de hoy, como la durabilidad del producto después de 10 años de uso. Cómo soportan el paso del tiempo los acabados o la pérdida de capacidad de una batería en un determinado coche eléctrico actualmente en el mercado es imposible de valorar, ya que la mayoría de modelos son todavía muy recientes. Por esa razón es un aspecto qeu no hemos tomado en cuenta.

Y estos son los coches eléctricos con mejor relación calidad-precio. Por cierto, no verás aquí los Audi e-tron y Mercedes-Benz EQC. Aunque recientemente desvelados, todavía tienen importantes incógnitas que desvelar y, obviamente, no se han podido probar aún.

10. Volkswagen e-Up, desde 28.280 euros

Volkswagen E Up

El Volkswagen Up fue una propuesta muy interesante de coche urbano, aunque nunca llegó a cuajar del todo en el mercado por un precio de venta elevado. Sin embargo, en su versión eléctrica e-Up con batería de 18,7 kWh, es el coche eléctrico urbano por excelencia.

Ofrece una habitabilidad muy superior a la del smart fortwo y forfour EQ eléctricos y unos acabados simplemente correctos, tirando a regulares. Pero son su autonomía real de algo más de 100 km y su precio bastante elevado que lo relegan al final de esta clasificación.

9. Kia Soul EV, desde 27.090 euros (CHAdeMO)

Kia Soul Ev

El Kia Soul EV es ya un veterano en el mercado español (se remonta a 2014). Apenas hay diferencias con respecto al resto de la gama Soul (calandra cerrada, llantas y detalles estéticos). Conserva la misma habitabilidad, pero los acabados interiores no están a la altura de los nuevos modelos de Kia ni de la competencia. Además, su maletero de 280 litros es algo pequeño y sobre todo poco aprovechable (tiene poco profundidad y sí altura).

Este polivalente se mueve como pez en el agua en entornos urbanos, pero gracias a su batería de 27 kWh y una autonomía real de unos 210 km puede salir de la ciudad sin temor. Curiosamente, es más divertido de conducir que la versión gasolina (mejor aplomo, centro de gravedad más bajo). Su precio con cargador rápido CHAdeMO se nos antoja un poco elevado, pero si renunciamos a ello, el Kia Soul EV baja hasta los 23.900 euros.

8. Tesla Model X, desde 96.230 euros

Tesla Model X

En teoría, el Tesla Model X debería ser el coche de lujo definitivo. Tiene la potencia, las prestaciones, el diseño rompedor (esas puertas tipo hala de halcón son una atracción cada vez que se usan), el contenido tecnológico (AutoPilot, actualizaciones over the air, sistema de infoentretenimiento) y la autonomía. Es también el único eléctrico con 7 plazas realmente utilizables por adultos.

Sin embargo, los acabados interiores aunque ciertamente premium no están a la altura de un coche que, de media, supera los 100.000 euros. Además, debido a su elevado peso y mayor superficie frontal, su consumo es más elevado con respecto al Tesla Model S y por tanto su autonomía se ve ligeramente mermada. El Tesla Model X es, en el fondo, una una compra pasional dentro del segmento de los eléctricos.

7. Volkswagen e-Golf, desde 36.015 euros

Volkswagen E Golf

El rey de los compactos en formato eléctrico. Dispone de una batería de 35,8 kWh y un motor eléctrico de 100 kW (136 CV). Su principal baza es la de, valga la redundancia, ser un Golf. Como decía nuestro Héctor en su prueba del Volkswagen e-Golf, “uno de sus puntos fuertes es que es idéntico a un Golf convencional, y no solo eso, también tiene un comportamiento dinámico con ciertas semejanzas”. Tanto a nivel de habitabilidad como de acabados, más de lo mismo, es relativamente amplio y tiene un aspecto casi premium. Destaca incluso por su autonomía real de unos 230 km.

Sin embargo, su precio es también muy Golf. Desde 36.015 euros, su equipamiento de serie se limita a lo estrictamente imprescindible en un compacto. Enfrentándolo al Nissan Leaf, el Golf tuvo que inclinarse frente al coche nipón por esa misma razón.

6. Hyundai Ioniq eléctrico, desde 35.625 euros

Hyundai Ioniq

El Hyundai Ioniq es la respuesta de la firma coreana al Volskwagen e-Golf y al Nissan Leaf. Es decir, un compacto (con una habitabilidad correcta y un amplio maletero) en versión eléctrica (existe también en versión híbrida e híbrida enchufable).

Los acabados son de buena factura y el equipamiento de serie bastante completo (en todo caso, superior al del Volkswagen e-Golf). Ofrece una autonomía real de unos 210 km. Su precio es bastante elevado, aunque Hyundai ofrece un descuento permanente de más de 5.000 euros que lo deja en 29.725 euros.

5. BMW i3, desde 38.225 euros

Bmw I3

BMW vendió en 2017 100.000 coches electrificados (entre híbridos PHEV y eléctricos puros). Eso sí, de momento, sólo cuenta con un único modelo 100 % eléctrico: el BMW i3 (que, por cierto, fue el segundo eléctrico más vendido en España en 2017). Tras su restyling de 2017 vio la capacidad de su batería aumentar (ahora es de 33 kWh), mientras que el motor se mantiene en 125 kW (170 CV).

Entre sus cualidades destacan su comportamiento dinámico, su autonomía real de unos 230 km, la habitabilidad (el acceso a bordo es perfecto gracias a sus puertas de apertura opuesta y sin pilar central) y la calidad de los acabados de su interior con materiales nobles y, en gran medida, reciclados (cuero, tela, madera, etc). ¿Por qué no está en los primeros puestos? Su precio sigue siendo elevado con respecto a su equipamiento de serie.

4. Jaguar i-Pace, desde 79.100 euros

Jaguar I Pace

Tesla ya no está solo en el segmento de los eléctricos de lujo. Si bien Audi y Mercedes llegarán de manera efectiva al mercado dentro de unos meses, Jaguar se les adelantó con el i-Pace. A su favor, el Jaguar tiene para sí un motor de 400 CV que le otorgan un 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, un comportamiento dinámico soberbio, una buena habitabilidad y unos acabados interiores que hacen honor a la tradición británica del lujo.

En su contra, el equipamiento de serie debería ser más generoso, especialmente frente a Tesla, y sobre todo la autonomía real que dista mucho de la homologada con ciclo WLTP; solo da el 70 % de lo que promete cuando todos los otros coches eléctricos dan más del 80 %.

Las primeras pruebas del Jaguar i-Pace, como la que publicamos con motivo de su lanzamiento, demuestran que la autonomía real del coche está más cerca de los 330 km que de los 480 km que homologa en el ciclo WLTP. Y por eso no entra en nuestro Top 3.

3. Tesla Model S, desde 88.600 euros

Tesla Model S

El Tesla Model S es el automóvil que puso el coche eléctrico en boca de todos. Ya tiene sus años y su diseño no ha envejecido. Sus principales bazas son una autonomía digna de un coche diésel, prestaciones de deportivo (0 a 100 km/h en 4,4 s a 2,7 segundos, según las versiones), un elevado contenido tecnológico (AutoPilot, actualizaciones over the air, sistema de infoentretenimiento, etc) y una lógica excelente habitabilidad (roza los 5 metros de largo), así como un equipamiento de serie muy completo.

Sin embargo sus acabados juegan en su contra. De hecho, si no fuese por esa diferencia de autonomía en el i-Pace, el Jaguar le habría robado el tercer puesto. Y es que en un automóvil cuya versión de acceso roza los 90.000 euros hay elementos que no son dignos de un coche de ese precio, como la alineación de algunos paneles de carrocería y materiales utilizados a bordo que no son realmente premium. Si Tesla consiguiera los acabados de Porsche o Jaguar, sería imparable en su segmento.

2. Renault ZOE, desde 27.200 euros

Renault Zoe

El Renault ZOE fue el eléctrico más vendido en España en 2017 (1.328 unidades). Este polivalente, que ahora dispone de una batería de 41 kWh con casi 300 km de autonomía real, es una de las mejores propuestas del mercado. Ofrece una buena habitabilidad habida cuenta de sus dimensiones (tan sólo 4,08 m de largo), un equipamiento de serie coherente con su precio.

En su contra, unos acabados muy dispares que combinan los plásticos duros -casi de coche low cost- con acabados halagüeños (tapicería, consola central). Pero sobre todo es un comportamiento mejorable en vías rápidas y un consumo muy elevado por encima de los 70 km/h que le hacen perder la primera plaza. El Renault es, en la práctica, un excelente coche urbano a pesar de su generosa autonomía.

1. Nissan Leaf, desde 32.800 euros

Nissan Leaf

El Nissan Leaf coche eléctrico más vendido del mundo se renovó por completo a finales de 2017. La nueva generación, que equipa una batería de 40 kWh y un motor de 110 kW (150 CV), es sencillamente el coche eléctrico con la mejor relación calidad-precio.

En una carrocería compacta (4,49 m de largo) ofrece una excelente habitabilidad, acabados de buena factura (aunque con algún que otro plástico duro que desentona) con ensamblajes precisos y un equipamiento de serie muy completo, que con el acabado intermedio, N-Connecta (33.000 euros), incluye de serie sistema el sistema ProPilot de conducción semiautonóma, la cámara de visión 360º y las llantas de 17 pulgadas. Es un equipamiento que en el resto de rivales que pueden equiparlo supone desembolsar de 40.000 euros para arriba, como hemos visto en la comparativa frente al e-Golf, por ejemplo.

¿Es perfecto? Ni mucho menos, en su comportamiento dinámico sigue primando el confort sobre cualquier otro aspecto y la autonomía en condiciones reales de uso (de unos 220 km) no se acerca a la autonomía homologada (ciclo WLTP) de 270 km.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio