Sebastian Vettel. Una grata sorpresa

Sebastian Vettel. Una grata sorpresa

Publicidad

Pocos esperaban los buenos resultados con los que concluyo la temporada el piloto alemán. Todos conociamos la calidad del mismo, pero la diferencia entre el BMW con el que debutó en U.S.A y el Toro Rosso era algo evidente. Vettel comenzó la temporada como tercer piloto de BMW Sauber, trabajo que compaginaba con su participación en las World Series.

El accidente de Kubica en Canada le abrió las puertas a su debut con BMW y que refrentó con un magnifico octavo puesto convirtiendose en el piloto más joven en puntuar en un GP de Fórmula 1. Tras ese buen debut continuó dominando a placer las World Series hasta que recibió la oferta de Toro Rosso. Liberado de su contrato con la escudería helvetico-alemana pudo disputar casi media temporada con los italianos en sustitución de Scott Speed, al que sus pobres resultados le sentenciaron.

Los comienzos con la escudería de Faenza no fueron todo lo buenos que se desearían pero poco a poco se fue entonando. En clasificación la octava posición que marcó en el GP de Japón fue el mejor resultado por un Toro Rosso en 2007, sólo empañada por su accidente cuando circulaba tras el Safety Car. Un podium hubiera sido un premio magnifico para los italianos.

Tras esa decepción cuando el podium estaba más cerca que nunca, volvió a tener la oportunidad en otro Gran Premio lluvioso. En China, su cuarta posición fue un resultado excepcional para una escudería como Toro Rosso.

Para 2008, toca confirmar esos resultados. Quizás en 2007, carecía de la experiencia necesaria pero si durante este año es capaz de confirmar lo que hemos vislumbrado con un coche que ni de lejos está entre los mejores, las puertas de un gran volante se le habran de par en par.

En Racingpasión | Resumen Temporada 2007

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio