Las mujeres saudíes acuden por primera vez a un Salón del Automóvil. ¿Aperturismo o estrategia económica?

Las mujeres saudíes acuden por primera vez a un Salón del Automóvil. ¿Aperturismo o estrategia económica?

Publicidad

Es inevitable que la esfera de la automoción no esté relacionada con otras esferas: la política, la industrial, la económica, e incluso la de los derechos humanos. Encontramos el ejemplo perfecto en Arabia Saudí, potente jugador en el tablero de las relaciones internacionales y que en septiembre concedía a sus ciudadanas el 'privilegio' de conducir tras décadas de prohibición no escrita.

No será hasta junio cuando puedan ponerse tras un volante sin ser perseguidas, pero antes, se ha celebrado el primer Salón del Automóvil para mujeres en Yeda, a orillas del Mar Rojo.

Un nuevo nicho de mercado

Se hacen selfies. Es la primera vez que tienen ante ellas una gama de vehículos y equipamientos que pueden elegir y comprar; vehículos que conducirán oficialmente y por Decreto Real del rey Salmán bin Abdulaziz en junio de 2018. Algunas hunden el pie en el embrague por primera vez. Se sientan al volante por primera vez. En 2018.

Este salón, solo para mujeres, se ha celebrado en el concurrido centro comercial Le Mall, en la ciudad costera de Yeda. La exposición se ha centrado en los vehículos de bajo consumo y su único público objetivo han sido las mujeres.

Este avance puede ser visto como un signo del rumbo aperturista que está tomando la monarquía absoluta en Arabia Saudí, donde recientemente las mujeres han podido asistir, también por vez primera, a un partido de fútbol (decreto que el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán ha fomentado).

Otros, como el director del Gulf Institute, Ali al Ahmed, lo describen así: "Aplaudir a la monarquía saudí por levantar la prohibición de que las mujeres conduzcan es como aplaudir a un secuestrador por liberar a sus rehenes".

Este hito se puede entender también como un movimiento más enfocado a la apertura de un nuevo nicho de mercado que podría suponer, tal y como refleja El País, un crecimiento de entre 0,4 y 0,9 puntos porcentuales del PIB anual del país en los próximos 20 años (unos 74.000 millones de euros). El Banco Mundial califica a Arabia Saudí como una de las 15 economías que más dificultades les ponen para montar un negocio.

En 1957 el gobierno de Riad dejó de emitir licencias de conducir a las mujeres; comenzaba el boom fundamentalista en el que las imágenes de mujeres afganas e iraníes en minifalda pasarían a la historia. En 2018 aún esperamos a que las mujeres saudíes dejen de estar tuteladas por los hombres, como si de eternas niñas se tratara.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio