Así nació SEAT: el 1400 con el que empezó todo ya tiene edad para jubilarse

Así nació SEAT: el 1400 con el que empezó todo ya tiene edad para jubilarse

Publicidad

Tal día como hoy hace nada menos que 64 años del nacimiento de un icono automovilísitico español. El 13 de noviembre de 1953 salió de Zona Franca el primer SEAT 1400, un coche que sentó las bases de nuestra marca más representativa y que hoy tiene casi la edad necesaria para solicitar la jubilación.

Los años no pasan en balde y los 1400 prácticamente han desaparecido de la circulación. Es casi imposible ver ninguno de estos pioneros de la industria automovilística española fuera de una concentración de clásicos, pero en cualquier caso nuestra obligación es mantener viva la memoria del SEAT 1400: el primer SEAT de la historia.

1953, nace el primer SEAT 1400, el primogénito

Seat 1400 1

En realidad el 1400 no era una SEAT de diseño propio, se trataba de un coche creado por las manos de Dante Giacosa (Fiat) y que la firma española pasó a producir bajo licencia, pero por algún sitio tenía que empezar la empresa fundada poco antes, en 1950. Era un periodo complicado con una España recuperándose aún de la Guerra Civil en el que SEAT jugó un papel importante para motorizar a la sociedad e incentivar la economía al mismo tiempo.

Por fuera, el diseño del Fiat se trasladó casi íntegramente al SEAT 1400 con una carrocería inspirada en las siluetas de los coches americanos pero con unas dimensiones a la europea. Se trataba de un coche con 4.420 mm de longitud por 1.655 mm de ancho y 1.575 mm de alto, unas proporciones contenidas para el exterior que encerraban un interior espacioso y bastante lujoso para la época.

Seat 1400

Los materiales interiores se cuidaron tanto como estuvo en las manos de SEAT para hacer las delicias de las clases medias-altas de la época. Los lujos de por entonces se resumían en detalles como suspensiones cómodas, luces de cortesías, paneles tapizados y moquetas en el suelo.

Bajo su abultado capó se escondía un motor de cuatro cilindros en línea con 1.395 centímetros cúbicos y refrigeración líquida que movía los poco más de 1.200 kg de peso con 44 caballos y una caja de cambios de velocidades hasta una velocidad máxima de 120 km/h. No eran unas cifras descomunales, pero sí suficientes como para mover el coche a velocidades de 80 km/h por unas carreteras que no se parecían ni de lejos a las actuales.

Seat 1400 6

Durante los 11 años que duró la producción del primer SEAT, de la factoría instalada en la Zona Franca salieron un total de 99.043 unidades repartidas en cuatro versiones diferentes: 1400, 1400 A, 1400 B (y 1400 B Especial) y 1400 C (con variante 1400 C familiar).

El primogénito nació en mayo del 53, pero su vida fue muy corta. Duró sólo un año en las cadenas de montaje y se ensamblaron muy pocas unidades, unas 2.114. Aquellas primeras destacaban por ser las más espartanas de todas las series del SEAT 1400, con un exterior en el que los cromados eran mínimos y que fueron extendiéndose a lo largo de los años.

Seat 1400 11

El segundo en llegar, el 1400 A, vino a rebufo de su homólogo italiano. Además de contar con una dosis extra de cromados brillantes que le hacían más atractivo por fuera, en la mecánica se incluyó un nuevo motor que subía la potencia hasta los 50 caballos y la velocidad máxima hasta 125 km/h. Adicionalmente, los cambios en la carrocería incluyeron unos pilotos traseros nuevos más atractivos.

Esta segunda generación perduró entre 1954 y 1960, seis años en los que se montaron un total de 30.990 unidades y consolidaban el éxito de SEAT como fabricante de automóviles, cubriendo una demanda cada vez más intensa.

Seat 1400 7

A finales de 1956 se estrenó el SEAT 1400 B, un coche con detalles que le hacían aún más similar a los vehículos del otro lado del charco con más cromados, neumáticos con banda blanca de serie, una luneta trasera más ancha y un nuevo faro antinieblas situado en posición central sobre la parrilla delantera.

Dos años más tarde, en 1958, el 1400 B Especial fue el último coche en utilizar la carrocería tipo USA y su mayor novedad era la incorporación del mismo motor empleado por Fiat con 58 caballos y una velocidad punta de 135 km/h, además del mismo cuadro de mandos con velocímetro en disposición horizontal.

Seat 1400 8

La última serie del SEAT 1400 fue la C estrenada en 1960 y que se mantuvo en producción hasta 1964. Ni era un coche totalmente nuevo ni uno viejo con un traje diferente. La carrocería se compartía en parte con el posterior SEAT 1500, un coche basado a su vez en los Fiat 1800/2100, y el motor también era un nuevo cuatro cilindros de Fiat, pero buena parte del chasis fueron reutilizados de los 1400.

Tanto el bastidor como el tren delantero eran del 1400 B Especial y la transmisión también era muy similar aunque incorporando el freno dentro del grupo. No fue hasta la inclusión de un nuevo motor de cuatro cilindros de 1.481 cc y algunos retoques estéticos cuando finalmente las denominaciones se excindieron y el SEAT 1500 nació como un modelo completamente diferenciado.

Seat 1400 C

Fueron 11 años de SEAT 1400 en los que se fabricaron 99.043 unidades entre las diferentes versiones que abarcaron desde los coches familiares hasta ambulancias, fúnebres, versión descapotable (Sport Spider) o industriales. 11 años en los que la marca se asentó como eje vertebrador de la industria y que más de medio siglo después se ha convertido en una de las empresas más internacionales y con mayor aportación al PIB de España.

¡Felicidades SEAT 1400! Ya sólo te queda un año para la jubilación.

Fotos | SEAT, seat1500sotoca, Wikipedia, historiaSEAT

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio