La noche de los cristales rotos en la guerra del taxi, otra historia de medias verdades y datos que no cuadran

La noche de los cristales rotos en la guerra del taxi, otra historia de medias verdades y datos que no cuadran

Publicidad

En la madrugada del 7 al 8 de agosto se ha sufrido un nuevo capítulo en el eterno conflicto entre el Taxi y los servicios de alquiler de coches con conductor, las licencias VTC. En esta ocasión han sido cerca de una veintena de taxis de Barcelona los que han aparecido con desperfectos.

Principalmente los vidrios rotos han sido la tónica en lo que los taxistas califican como un ataque coordinado por parte de conductores de VTC. Los actos han sucedido en varios puntos diferentes y más o menos a la misma hora de la madrugada, por lo que señalan a un grupo organizado o que se ha ido moviendo con rapidez para atacar.

¿Ataque de las VTC o maniobra mediática del Taxi?

Taxi Barcelona1

El sector del Taxi ha calificado rápidamente estos incidentes como represalias por los desperfectos que se causaron sobre algunos coches de alquiler con conductor durante las jornadas de huelga total de los taxistas, aunque más bien fue un cierre patronal.

Fue la propia asociación Élite Taxi la que procedió a denunciar a través de las redes sociales que varios coches habían sido atacados durante la noche en diferentes puntos de la ciudad condal. Las denuncias en dependencias de los Mossos d'Esquadra las han dejado a cargo de cada uno de los taxistas afectados.

Alberto Álvarez, portavoz de Élite Taxi, aseguró que todos los ataques se habrían producido durante la noche del martes al miércoles, pero contradiciendo esta versión, aún permanece en @Elite_TaxiBcn un tuit del 4 de abril denunciando la rotura de cristales a taxis estacionados en la zona de Besòs Mar.

Taxi Barcelona

Las dudas al respecto del ataque no han tardado en aparecer, especialmente a raíz de que algunos medios como Ara.cat recogieran rápidamente la noticia relacionando algunas de las imágenes aportadas tanto por Élite Taxi como por Taxi Barcelona y otros agentes relacionados con el sector con altercados ocurridos cuatro meses antes, incluyendo una foto en la que aparece un hombre abrigado con un anorak.

Si bien fuentes policiales consultadas por El País aseguraban ayer por la tarde no haber recibido aún ninguna denuncia al respecto, tendría que haberse interpuesto alguna para que la Policía Nacional o los Mossos d'Esquadra comenzasen a investigar. Según Ok Diario los agentes sospechan que algunos de los desperfectos hayan podido ser realizados desde el interior de los vehículos, lo que según las fuentes del diario digital "implicaría a los propios taxistas".

A tenor de las pruebas presentadas por los taxistas, los Mossos d'Esquadra sospenchan que las agresiones a los vehículos hayan podido ser obra del mismo sector del Taxi. Lo que habría caldeado aún más los ánimos dentro de un conflicto que dista mucho de resolverse.

Reaccionando al revuelo mediático, Élite Taxi Barcelona emitió un comunicado en el que reconoce que haber enviado fotos previas ha sido por un error dentro del "mayor rigor y transparencia por nuestra parte", no sin antes lanzar un "stop informativo durante el mes de agosto" por sentirse atacados por las informaciones vertidas sobre su sector en los medios de comunicación.

"No tenemos dudas de que determinados medios se mueven por el hábito de desprestigiar al Taxi", reza el comunicado que califica de vergonzosa la actuación de imágenes e informaciones manipuladas. También se acusa a la prensa en general de ser parte del conflicto al estar controlada por los mismos hilos que mueven el sector de las VTC.

Un conflicto de medias verdades

Taxi Madrid

Desde el sector del Taxi están fundamentando sus argumentos de lo que denominan como #TaxiEnLucha en que no se está respetando el ratio de una licencia de VTC por cada 30 taxis, en la especulación con el precio de las licencias de VTC y la agresión que les supone la competencia desleal y la precarización del trabajo que según ellos ha llegado con Uber y Cabify.

En cada uno de estos postulados se cruzan un compendio de medias verdades para crear un argumentario de cosecha propia legítimo, pero sólo en parte. Sobre la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, el Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre y sus avales por el Tribunal Supremo y el Decreto Ley del anterior gobierno del PP para la regulación del 1/30 hay que decir que sí, el ratio exigido por los taxistas se está incumpliendo, pero no saltándose la Ley como afirman.

Taxi Barcelona 2

Las sentencias judiciales han dado la razón al Taxi, pero sólo en parte. Las administraciones no están concediendo más licencias nuevas de VTC a nadie, cumpliendo lo establecido en la Ley. Como ya hemos explicado anteriormente este ratio 1/30 se ha superado debido a la Ley Omnibus de 2009 que intentó liberalizar el sector y con posterioridad a su derogación las licencias solicitadas entre 2009 y 2015 (antes de la entrada en vigor del ROTT) se han ido concediendo vía reclamación en el mismo Tribunal Supremo al que ahora se aferran.

El segundo argumento, el de la especulación de las licencias, según relata Élite Taxi en un comunicado reciente es fruto del "engaño permanente y una trama que consigue autorizaciones a 37 euros y las vende a 60.000 euros, llegando en ocasiones a 80.000 euros, multiplicando por tres o cuatro veces el valor medio real de estas autorizaciones en toda Europa".

Taxi 1515420 1920

Bien es cierto que hay especulación con el valor de las licencias, pero hay que matizar varias cosas. Para empezar es difícil encontrar un valor real de las licencias pues se trata de concesiones administrativas que, en teoría, no tienen valor o no lo tienen como tal porque como concesiones administrativas, sobre el papel no se pueden comprar ni vender.

El valor máximo de las licencias de taxi llegó en 2007 con 130.240 euros de media en Barcelona, un repunte descomunal desde los 41.558 euros de 2003.

Sí se puede encontrar en portales de compraventa valores próximos a lo que afirma Élite Taxi, aunque en muchos casos son valores inflados alejados del precio final por el que se cambian de mano o incluyendo dentro de la misma transacción el vehículo al que estén asociados.

Barcelona

A lo que no se hace referencia en ningún momento es a la especulación que ocurre con el valor de las licencias del Taxi y que en buena parte es la fuente del conflicto y de las protestas del sector. Al igual que las VTC, las licencias de autotaxi son concesiones administrativas con un cupo cerrado que desde 2005 han disparado su precio, jugando al mismo juego de la especulación pero con precios que han alcanzado de media 115.822 euros según datos del Institut Metropolitá del Taxi (IMET) a El Confidencial, un 602,29% de revalorización desde 1976 o un 144% al actualizar la cantidad de hace 36 años al IPC actual.

Por último está el frente directo en contra de Uber y Cabify, dos empresas que si bien ya hemos contado que no son hermanitas de la caridad, legalmente están en su derecho a ofrecer sus servicios siguiendo las normas que regulan las VTC. Siguiendo con las afirmaciones de Élite Taxi, "están creando un sector paralelo entre el sector del Taxi y el sector VTC que tiene como objetivo a través de técnicas de dumping llevar a la ruina y desaparición al sector del Taxi".

Taxistas Madrid 1

En su argumentario podemos encontrar una mezcla de ideologías en la que el último agente en llegar ha sido Podemos, aprovechando la idea de identificar a las VTC en general por extensión de Uber y Cabify con el fallido Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), la precarización de los puestos de trabajo y la desprotección de los autónomos que componen el sector del Taxi frente a los nuevos modelos de economía.

Que el taxi exija el cumplimiento de la normativa es legítimo, aunque no demasiado moral cuando fue el propio sector quien influenció directamente el marco legal exigiendo la imposición del ratio 1/30 y otros factores que afectan al funcionamiento de las VTC como la imposición de un mínimo de siete licencias por propietario o la permanencia de las hojas de ruta por servicio y la salida siempre desde la base como inicio del servicio, como tampoco pueden recoger clientes a pie de calle.

Taxi Barcelona
 Licencias TaxiLicencias VTCRatio VTC/Taxi
Reino Unido80.600210.00078/30
Bélgica10.0895.63116,8/30
Italia40.00080.00015/30
Francia60.00026.00012,9/30
Portugal13.0003.0006,9/30
España64.961Más de 9.0004/30
Alemania560.000N/D
Datos: Libre Mercado

Para acabar poniendo un poco de perspectiva, la reclamación del cumplimiento de la normativa europea es directamente una falacia. Poniendo en perspectiva la situación, en España actualmente el ratio es de unas cuatro VTC por cada 30 licencias de taxi. Los taxistas quieren que se cumpla el 1/30 eliminando sin compensación las licencias VTC sobrantes, pero lo cierto es que como se puede ver en la tabla anterior somos prácticamente el país con menos VTC por taxi.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio